Martxoaren 28a. AZKEN OSTIRALA

argEl mercado de abastos luce para la posteridad 9 paneles fotográficos con imágenes antiguas del barrio de Santurtzi

La nostalgia invadió Kabiezes el domingo con motivo de la I Jornada de Memoria Histórica. El mercado de este barrio de Santurtzi luce ya para la posteridad nueve paneles fotográficos con instantáneas antiguas que reflejan la idiosincrasia y los orígenes de sus gentes. Vecinos alegres y humildes que vivían de las huertas y el ganado, que labraban la tierra y la trabajaban; gentes sencillas y honradas que se retrataron a sí mismos como 'moñigueros', a golpe de azada.

Las raíces de este vecindario poco tienen que ver con su imagen actual, relanzada por el inminente desembarco del metro. Por eso, el grupo de danzas Mendialde y el Ayuntamiento han querido recuperar su legado con una memoria fotográfica de algunos de sus rincones ya olvidados. «Nos parecía que nuestro barrio había desaparecido de la noche a la mañana y queríamos recuperarlo tal y como lo conocimos de chavales», señaló emocionado 'Mundi' Flores, presidente del colectivo. La cita levantó gran expectación y desde antes del mediodía decenas de personas se agolpaban en los aledaños del 'fosterito' de Antonio Alzaga para ver de primera mano las fotografías. Una panorámica del barrio, en la que se divisa La Tejera, una antigua fábrica de tejas donde hoy está emplazada la rotonda de entrada a Santurtzi, atrajo la mirada de numerosos asistentes.

Corrillos de vecinos, conversaciones con chascarrillos de otra época, recuerdos de los más veteranos del lugar, gente inmortalizando las imágenes con sus cámaras... La primera jornada dedicada a la historia de Kabiezes resultó un éxito y llegó al corazón de muchos vecinos. Elisa Vizcaíno acudió con su nieta June de 10 años para enseñarle el pasado de su barrio. El carrejo de bolos, el quiosco o la antigua parroquia de San Pedro fueron instantáneas que le recordaron sus niñez. «En el bar de Pili nos juntábamos la chiquillería», explicó la mujer.

Homenaje a los dantzaris

A otras como Dolores Martínez les tocó de cerca. Esta jubilada fue protagonista sin quererlo de una vista panorámica de la calle Antonio Alzaga, hoy arteria principal de Kabiezes . La mujer aparece paseando en 1965 con su pequeño David cuando se dirigían a su domicilio familiar en La Estrada. «Un vecino que aún vive en esta calle me sacó la foto, pero no me enteré», rememoraba.

El acto arrancó con una 'sokalantza' interpretada por Mendialde. Luego se descubrió una escultura de Andoni Flores, artista de profesión e integrante del grupo, que rinde homenaje a los dantzaris.

http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20140325/margen-izquierda/kabiezes-rec...

El Correo
25 Marzo 2014