Derio, un pueblo que baila

Lainomendi Dantza Taldea de Derio va a presentar un libro que deja constancia y recoge la historia de los grupos y los dantzaris que ha habido en la localidad a lo largo de los años

arg

EI año que viene cumplirán 25 años y van a celebrar esta fecha tan destacada de dos maneras: por una parte, mirando hacia adelante y trabajando en firme como hasta ahora para que en las calles de Derio no falte la afición a las dantzas. Y por otra, mirando hacia atrás, para recoger la historia de los grupos y dantzaris que ha habido en la localidad estas últimas décadas. Lainomendi Dantza Taldea de Derio ha trabajado para materializar el libro Derio Dantzan, una publicación financiada por el Ayuntamiento de la localidad y que se presentará el próximo 25 de junio. Esta obra deja constancia de esa historia local de la dantza cuyos capítulos más antiguos corrían el peligro de perderse para siempre debido a la avanzada edad de algunos de sus protagonistas y de los que guardan recuerdos sobre esas épocas pretéritas. "Es un patrimonio que no podemos perder", resalta Txaro Martín, presidenta de Lainomendi.

De este modo, hace ya tiempo que tres componentes de Lainomendi Dantza Taldea se pusieron manos a la obra realizando grabaciones de entrevistas a vecinos de Derio y personas vinculadas a los diferentes grupos de danzas de las diversas épocas. Atotz Goikoetxea, Alaitz Zabala y Esther Aurrekoetxea han sido las encargadas de llevar a cabo esta preciosa pero laboriosa tarea para recopilar los datos, de manera que luego, Atotz ha redactado, ha puesto negro sobre blanco, la constancia escrita de que Derio, efectivamente, es un pueblo que baila.

La publicación recoge grupos y dantzaris existentes en la localidad desde antes de la guerra civil. Desde entonces hasta ahora, han roto alpargata en Derio a ritmo de fandango grupos como Arin-arin, Sorkalde, Zutik o Gaztedi, además del propio Lainomendi. "Y además de los grupos, ha habido dantzaris sueltos que se juntaban a bailar en eventos como las fiestas de pueblo", explica Txaro. Además, el tomo recoge fotos que desde Lainomendi han ido recopilando entre particulares, grupos del pueblo o entre los informantes. Los dibujos y la portada del libro ha corrido a cargo de Oihane Goinetxe, otra dantzari de Lainomendi, mientras que la maquetación ha sido cosa de la asociación Tottoan. Será el 25 de junio cuando se presente este libro que se venderá en el propio Derio.

El lanzamiento de este libro, fruto de tanto trabajo, es una bonita antesala al 25 aniversario de este grupo que tendrá lugar el próximo año y que Lainomendi piensa celebrar de alguna manera especial. En este momento este grupo puede presumir de contar en sus filas con la friolera de 110 dan-tzaris de entre 4 años y sesenta y tantos.

EL COMIENZO Txaro recuerda los inicios de este grupo, que echó a andar con 30 dantzaris. "La anécdota es que todo surgió a partir de un anuncio que apareció sobre un curso de sevillanas en Derio", explica Txaro. Entonces, vecinos y amigos que sabían de los conocimientos y la afición de Txaro por las dantzas, le animaron a formar un grupo que impulsara los bailes vascos. "Se creó un grupo con gente con interés por la cultura y el euskera. Se trataba de crear un espacio para hacer actividades en torno al euskera para los jóvenes", resalta Txaro.

Eso fue hace 25 años. En Derio han surgido otros grupos que también trabajan en pos del euskera y de la euskal kultura. Y Lainomendi Dan-tza Taldea continúa trabajando en esa línea de compromiso con la idiosincrasia autóctona y en pos de las dantzas vascas. A ritmo de fandango, biribilketa y arin-arin, camina, sin duda, a por otros 25 años. Por lo menos.

deia
9 Junio 2014